Éste no es momento para luchar contra la baja autoestima. Tienes que confiar en que sabes lo que estás haciendo y que lo estás haciendo por las razones correctas. ¿Perdona? ¿Has dicho de no estás segura de lo que haces? Si ése es el caso, mira atrás y comprueba que no se te ha quedado una piedra sin remover. Puedes hacerlo fácilmente. Si has tomado un atajo, también puedes corregir eso. Sólo tienes que ajustar los detalles. Has hecho más que suficiente para ver el camino que tienes por delante y te has ganado el derecho a tomarlo.