Los malentendidos aparecen por toda suerte de razones. Algunas veces tenemos tantas ganas de escuchar algo que sencillamente no oímos lo que se está diciendo. Lo que a nosotros nos gustaría que fuera nos impide escuchar. Quizás nos fijamos en una palabra y perdemos la esencia de la conversación. O nuestras preocupaciones dificultan nuestra habilidad para analizar. Este fin de semana, conforme el Sol da energía a tu regente, te anima a poner en duda las decisiones de alguien cercano a ti. Si puedes averiguar por qué esta persona va mal encaminada, tú también te beneficiarás.