Mientras el Sol se muda a tu signo, anunciando el equinoccio, una tensa situación emocional está a punto de experimentar un cambio radical. Un área de tu vida lleva tanto tiempo bloqueada, que ha influido en tu actitud con respecto a la dirección en la que te gustaría avanzar. Aunque te parezca que una relación clave está cambiando hasta tal punto que necesitas reevaluar tu nivel de inversión en ella, podrás superar todas las dificultades a las que te enfrentas. Lo único que necesitas hacer, es no abrigar dudas en tu corazón. Tu cabeza seguirá su ejemplo.