Siempre que ocurre algo terrible es comprensible que, al ser entrevistadas, las víctimas de un crimen violento digan que nunca van a perdonar al criminal por tamaña violencia. Sin embargo, siempre me pongo triste al oír estas palabras. Cuando nos negamos a perdonar, nos atamos a la ira y la infelicidad. Y la persona que más sufre es la que no puede perdonar. Hoy, el cosmos te anima a que renuncies a algo. Esto dejará espacio para algo que es nuevo y maravilloso.