Las frases que empiezan con las palabras “A que sería estupendo que…” deberían venir con señales de advertencia. A menudo conducen a problemas. Los castillos en el aire y el hacernos ilusiones trabajan muchas veces en contra de nuestros intereses. Tendemos a quedarnos tan atrapados en intentar cumplir nuestro sueño que se nos pasa totalmente por alto todo lo que aparece ante nosotros, aunque tenga un gran potencial. Como Urano y Neptuno se vinculan, no pierdas más tiempo suspirando por algo que hace alguna vez apreciaste. Estás siendo bendecida con una agradable oportunidad.