En la gran farsa de la vida, parece que has llegado a una discusión conocida por todo el mundo: “Oh no, no lo has hecho”. “Oh, sí, lo he hecho”. Estás atrincherada en una posición en la que ambas partes estáis convencidas, aunque no os pongáis de acuerdo sobre hechos sencillos. Por suerte la Luna Nueva viene al rescate. Aunque a todos nosotros la memoria nos juega de vez en cuando malas pasadas, es poco probable que tú te atrincheres tanto en tus argumentos que no puedas escuchar el punto de vista de otra persona. Este fin de semana te brinda la oportunidad de llegar a un acuerdo.