Cuando una situación empieza a descontrolarse, puedes invertir toda tu energía en luchar contra ella e intentar poner las cosas de nuevo en orden, o puedes dejarte llevar por el caos y ver a dónde te lleva. Bien, al menos éstas son las opciones más evidentes. Hay gente que piensa que deberías intentar tomar el control y luego darte por vencida y esfumarte. Otros piensan que deberías intentar subir vertiginosamente y ver dónde terminas. Como el imaginativo Neptuno y el poderoso Marte se vinculan, independientemente de cuál sea el camino, será una espiral inspiradora.