Ni todo el oro del mundo te separaría de un buen plan. Pero estás empezando a preguntarte si eso es algo positivo o negativo. Lo cierto es que depende de lo que te esté motivando. Entonces, puesto que estás intentando hacer que un proyecto valga la pena, ¿por qué te preocupas? ¿Te inquieta que las buenas intenciones no basten? Bueno, ¿por qué no? Has planeado esto con suficiente cuidado… es el momento de demostrar que estás dispuesta. Si manifiestas tu deseo de triunfar y haces saber al cosmos que aceptarás ayuda, el apoyo se abrirá camino hacia ti.