El tiempo es un fenómeno misterioso. Aunque el reloj de pared, o el de nuestro teléfono, digan una cosa, la experiencia podría decirnos otra cosa distinta. Hay veces en las que las horas parecen pasar como un rayo y otras en las que no pasan lo suficientemente deprisa. Parece que estás atrapada en un proceso que está llevando más tiempo del que te gustaría. Sin embargo, es difícil llevar la cuenta cuando estás tan implicada. Lo cierto es que las cosas se están desarrollando justo al ritmo que deberían. Este fin de semana te proporcionará una agradable prueba de eso.