Estás bastante segura de que te conoces bien a ti misma. Y en cierto modo tienes razón. Sin embargo, los límites y fronteras que te has fijado son más flexibles de lo que crees. Los ves un poco distorsionados. Es como si estuvieras viendo el mundo a través de las gafas de otra persona y te pareciera diferente a la realidad. Lo que parece remoto e inalcanzable está en realidad mucho más cerca de lo que piensas. Mientras Mercurio se prepara para cambiar de dirección, algo maravilloso y muy posible, está llegando a tu vida.