Ayudar a los demás proporciona todo tipo de beneficios. Al saber que hemos hecho algo generoso con nuestro tiempo, nos viene un sentimiento de satisfacción. Nos sentimos dignos y realizados. Cuando no hay que hacer nada, pero realizamos un gesto de bondad, esto es apreciado en todos los niveles posibles – algunos de los cuales son cósmicos. Sin embargo, ésta no es la única razón para que hagas hoy una contribución positiva. Es una de tantas. Obra desinteresadamente y serás correspondida del mismo modo.