Aunque la sensación de que tienes una cita con el destino te esté creando cierto grado de ansiedad, en realidad estás a punto de tener una conversación. Esto es algo que has hecho antes y que, por supuesto, volverás a hacer. Así que, en lugar de considerar el encuentro con cierta persona como si fuera una prueba, considéralo una oportunidad. Aunque es cierto que hace poco se cerró una puerta, realmente no has tenido la oportunidad de ver a qué se ha abierto la siguiente puerta. El día de san Valentín te brinda la oportunidad cósmica de florecer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Por favor acceder para comentar.