Todos tenemos una lista de cosas que hacer, ya sea en papel, almacenada en el teléfono o guardada de forma segura dentro de nuestra memoria. Luego los acontecimientos nos superan y, las cosas que antes eran importantes, comienzan a desvanecerse en nuestra mente o a apretarse en el fondo de la lista. Así es la vida. Ahora que Mercurio ha dejado su sombra y ha encontrado un nuevo hogar, es un buen momento para que reúnas esos recordatorios y marques aquellos que has logrado o que ya no importan. Estás a punto de redescubrir un proyecto importante. ¡Adelante y manos a la obra!