Tienes los nervios de punta. Sigues pasando por situaciones que tienen poco sentido y que te han dejado con cierta sensación de desasosiego. Cada vez que intentas controlar lo que está pasando, la situación se deshace como arena en tus manos. Con los demás dando respuestas enigmáticas, no es de extrañar que hayas estado preocupada. Pero aunque tengas motivos reales para estar inquieta, estas dificultades con pasajeras. Los preparativos de la luna azul astrológica ponen de relieve lo que está mal antes de que te muestre la manera de hacer las cosas bien.