Cuando durante el día falta tiempo para hacer todo lo que hay que hacer, no siempre es aconsejable robarle horas a la noche. Es imprescindible dormir. Así que, a propósito de eso, es el momento de descansar y relajarse. El trabajar demasiado y hacerlo demasiado deprisa nos obliga a hacer concesiones y nos arriesgamos a perder nuestra capacidad para saber elegir. Y con ello acabamos complicando excesivamente las cosas sencillas. Como tu regente Mercurio se prepara para vincularse a Neptuno, no dejes que se te pase por alto la solución fácil para el problema que tienes actualmente. Hoy mantente lúcida.