Todos hemos sido culpables de aferrarnos a una situación que dista de ser ideal por temor a crear una brecha en nuestra vida. Al fin y al cabo, ¿no es mejor tener algo que no tener nada? Bueno, la respuesta corta es… ¡no! No, si a lo que te estás aferrando es desalentador, en cuyo caso te irá mucho mejor si cortas por lo sano. Tal y como dicen, a la naturaleza no le gusta nada el vacío. Si este fin de semana eres valiente, en tu vida entrará algo de mucho más valor que ocupará el espacio de algo que tienes que desechar.