Para algunas personas, la excitante emoción de embarcarse en una aventura es similar a la del éxito. Su deseo conseguir de información es un poderoso motivador. Aun cuando el resultado no sea del todo positivo, les alegra haber podido aprender algo de la experiencia. Luego hay otras personas que no son tan entusiastas. Consideran que poder dar con el resultado probable de un plan es tan bueno como ponerlo en práctica. Pero nadie es tan listo como cree. Y nadie aprende a menos que lo intente. Si hoy haces un esfuerzo, los resultados serán muy agradables.