Aunque haya muchas maneras de descubrir qué tipo de personalidad tenemos o de medir nuestro coeficiente intelectual, no es fácil evaluar nuestro grado de cordura. Quizás se deba a que todavía no hemos descubierto un método fácil para evaluar el estado mental. Sin embargo, ¿cómo garantizamos el bienestar mental de la persona que está realizando la evaluación? La locura de una persona es la cordura de otra. ¿Quién está loco en tu vida? Hoy no dejes que la negatividad de nadie te haga dudar de ti misma.