Cuando algo te preocupa, te da igual ser la única persona del planeta que se siente así. Aunque te resulte agradable sentirte respaldada, no dejes que la falta de interés de los demás te convenza de que tu causa no es valiosa. En todo caso, tómatelo como una excusa para redoblar tus esfuerzos. Crees en este proyecto por una razón. Tus principios son fuertes y tu corazón está decidido. Tú, y sólo tú, tienes la capacidad de defender tus ambiciones. Tan pronto como defiendas lo que sientes, encontrarás el respaldo que necesitas.