¿Te importaría esperar un poco antes de ponerte a leer el resto de tu predicción? De hecho, me gustaría que cerrases los ojos durante un minuto antes de seguir adelante. ¡Oye! ¿Pero qué haces? ¡Se suponía que tenías los ojos cerrados! No estoy seguro de que tenga sentido darte algún consejo cuando está bien claro que no lo vas a seguir. Vamos a intentarlo de nuevo. Me alegra poder hablarte de lo positivo que es el momento en el que tu regente, el Sol, se prepara para entrar en tu signo. Pero sólo si prometes abrir los ojos a los dones que te trae.