Seguro que va a pasar. Justo cuando has tomado una decisión valerosa, llega el inevitable momento de la duda. ¿Habrás sido demasiado precipitada? ¿O se te habrá pasado por alto un elemento vital que está a punto de revelarse? Pero sólo porque los reparos vengan de golpe no quiere decir que deberías llegar a la conclusión de que has tomado una mala decisión. Como Venus y Urano se vinculan hoy, puedes permitirte el lujo de darte un respiro… y esperar. No tienes por qué dejar que un temor transitorio haga fracasar tu viaje por un nuevo y emocionante camino.