Los que hacen maquetas montan minuciosamente sus creaciones, una diminuta pieza tras otra. Por otro lado, los escultores trabajan sobre un único trozo de material, esculpiendo, tallando y lijando hasta que aparece la forma que tenían pensada. Eso es otro cantar. Una sola equivocación podría dar al traste con todo el trabajo. Aunque tal vez te parezca que estás avanzando despacio, tienes que seguir trabajando. La Luna Nueva, en el signo opuesto al tuyo, sugiere que está empezando a verse la silueta del éxito.