La gente que transmite sabiduría muchas veces nos aconseja que evitemos hacer planes a corto plazo. Prefieren promover estrategias que impliquen tener en cuenta las posibles consecuencias futuras de nuestras acciones. Por supuesto que es un consejo muy sensato. Sin embargo, la vida sucede en este preciso momento y lugar. Necesitamos que nos animen a que aprovechemos cada precioso momento, en lugar de vivir con miedo a algo que podría suceder en el futuro. Aprovecha la maravillosa oportunidad que se está dirigiendo a tu mundo.