Algunas cosas parecen muy importantes hasta que las miramos desde otro ángulo. Cuando nos acercamos demasiado a una situación, tendemos a preocuparnos y agobiarnos por los detalles más pequeños para más tarde acabar descubriendo que no eran importantes. Así que ¿al hacer un esfuerzo extra cambiarás las cosas de forma evidente? ¿O sería más sensato que te las arregles con lo que tienes? La Luna Llena sugiere que te estás centrando en un asunto que es un poco de “algo y nada”. Antes de decidirte a ir por el camino largo, vale la pena que compruebes si hay un atajo.