Dicen que la ansiedad es la epidemia de nuestro tiempo. Una vez que hemos estado realmente preocupados por algo, es como si ese recuerdo se quedara con nosotros, alojado en el fondo de nuestra mente. Aunque hayamos escapado de la situación, la mera posibilidad de que en cualquier momento tengamos que volver allí es suficiente para que cunda el pánico y, si no tenemos mucho cuidado, nos arrojemos directamente al estado que estábamos tratando de evitar. Sin embargo, como la Luna Nueva se forma en tu signo, a pesar del aspecto que tengan las cosas, no tienes nada que temer.