¿Con cuánto tiempo libre cuentas? La respuesta sincera es “con ninguno”. Tu día está rigurosamente programado y contabilizado. Por un lado eso te tranquiliza. Sin embargo no hay nada como deleitarse con del tiempo, desperdiciarlo, dejarse llevar por fantasías frívolas. Y lo mismo ocurre con el dinero. Dicen que el tiempo es oro… pero ¿te has dado cuenta de que nadie dice lo contrario? El dinero es pasajero y mundano. El tiempo es infinito y valioso. Asegúrate de que hoy lo empleas con prudencia.