Siempre existe la posibilidad de que las cosas puedan salir excepcionalmente bien. También existe la posibilidad de que todo vaya mal. Aunque estas dos afirmaciones parecen anularse mutuamente, mientras este fin de semana Júpiter se prepara para volverse directo, no son igual de importantes en tu vida. La posibilidad de que algo acabe mal es en efecto muy pequeña. Si puedes empezar a confiar en la noticia de que la rueda de fortuna está girando a tu favor, la confianza y seguridad que irradies harán que este fin de semana sea muy positivo.