La vida nos obliga a enfrentarnos a nuestros miedos. En la vida de todos nosotros hay momentos en los que nos da la sensación de que estamos en un precipicio frente a lo desconocido. Tales momentos nos suelen mostrar la principal realidad de nuestra existencia. Nos permiten poner en contexto nuestras preocupaciones triviales y liberarnos durante un tiempo de la rutina de las preocupaciones diarias. Con todo de lo que te has estado ocupando recientemente, tienes la experiencia que necesitas para enfrentarte sin problemas a cualquier desafío que se te presente. Este fin de semana, hasta tendrás tiempo para relajarte.