Algunas personas sabias dicen que los pequeños actos de bondad no identificados son los que más cuentan en nuestra vida. Tú, como Piscis, entiendes mejor que la mayoría de nosotros los matices y efectos sutiles de tus acciones. Ahora, al asentarse el Sol en tu signo, tienes una clara indicación de que, con unos cuantos gestos suaves y bien escogidos, podrás lograr un cambio poderoso y efectivo. Ya no hay ninguna necesidad de que ocultes tus intenciones. Es necesario que dejes a un lado las impresiones engañosas. Valora la sinceridad por encima de todo y verás resultados sorprendentemente rápidos.