“Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que sí puedo cambiar, y la sabiduría para conocer la diferencia”. Esta cita inspiradora te viene hoy al pelo. ¿Te preocupas innecesariamente por algo que está fuera de tu control? Sólo tú sabes qué está pasando realmente. ¿No estarás tal vez en el umbral de un cambio por el que te sientes más intimidada que de costumbre? Es el momento de recurrir a tu fortaleza interior y entregar un plan de acción manifiestamente satisfactorio.