Todos conocemos el “miedo al fracaso”. Cuando las cosas no salen tan bien como nos gustaría, es perfectamente comprensible que temamos la decepción o la vergüenza. Pero para algunas personas reacias al riesgo, la preocupación puede ser debilitante. También existe el miedo al éxito. Es la preocupación a que un éxito o un ascenso puedan atraer nuevas exigencias que tal vez no podamos respaldar Ahora que Mercurio cambia de signo te proporciona una oportunidad. Por si las moscas tienes alguna duda, ¡puedes aprovecharla! No tienes nada que temer.