Igual que a la mayoría de los niños, a mi hijo le encanta dibujar y pintar. Me recuerda mis primeros intentos artísticos con el pincel y la paleta. Me acuerdo de que intentaba pintar cada grupo de colores encima de otro grupo de colores para conseguir un efecto arco iris y que acababa.. bueno, ya sabes lo que pasa ¡cuando se ponen todos los colores juntos! Como ahora te estás embarcando en la complicada solución de tu actual problema, vale la pena que te acuerdes de esto. No dejes que un planteamiento múltiple embarre la que podría ser una solución bella y muy sencilla.