Hay muy pocas ideas originales. Incluso los pensamientos que parecen frescos e innovadores ya han sido considerados por otra persona. De hecho, ya habrán sido probadamente demostrados y todas sus posibles combinaciones se habrán discutido y explorado. Pero las situaciones cambian Nuestra tecnología evoluciona y la sociedad tiene nuevas necesidades y deseos. Una idea que en su momento fue desechada puede llegar a ser la mejor manera de proceder. En lugar de buscar nuevas formas de progresar, busca en tu pasado algo que ya habías descubierto. Encajará perfectamente en la situación actual.